Blog Hablemos en Familia

Categoría: Artículos     01 diciembre, 2014

Terminaron las clases… ¿qué hacemos ahora?

Al terminar el año cambian las rutinas de los niños y los adolescentes. Los días serán diferentes, ya que habrá terminado el año escolar. Pero este lapso es una gran oportunidad para fortalecer la relación con los hijos.

En esta época los padres tienen más oportunidades para compartir con sus hijos y así regalarles su atención, su tiempo, sus conocimientos, para expresarles de muchas formas que los quieren y desean lo mejor para ellos.

En esta época ya no existe la preocupación por las loncheras, las tareas, los uniformes, etc. Sin embargo, existen otras acciones para ejecutar, varias de las cuales podrían llegar a ser muy importantes para la vida de los hijos en adelante.

Muchas veces los padres se preocupan por buscar cursos, talleres o paquetes de “vacaciones útiles” para que sus hijos aprovechen el tiempo. Así, muchos niños, incluso adolescentes, pasan gran parte de las vacaciones escolares en actividades que son organizadas por otros, con límites y horarios establecidos. No obstante, si bien es cierto que de este modo pueden seguir desarrollando diversas destrezas y lograr valiosos aprendizajes, es importante que los padres evalúen la posibilidad de equilibrar este tipo de actividades con aquellas que puedan realizar ellos mismos con sus hijos. De este modo, los hijos fortalecerán la relación con sus padres y, además, tendrán la oportunidad de desarrollar otras habilidades importantes también para su desarrollo integral.

Algunas sugerencias para los padres

  • Lleven a cabo juntos actividades cotidianas, como preparar el almuerzo o un postre. Lo importante es que sus hijos sientan que no siempre son ellos los que serán atendidos, sino que también tienen la opción de compartir algo que han hecho y participar con éxito.
  • Llévenlos a sus centros de trabajo; que sus hijos puedan conocer un lugar importante en la vida de su papá o su mamá. Si es posible, hagan que pasen parte de la mañana o la tarde con ustedes, que conversen con sus compañeros de trabajo, etc.
  • Conversen con él o ella sobre temas diversos. Antes que dar largas explicaciones sobre algo, escúchelos. Es posible que sepan más de lo que ustedes creen. Para comenzar, pueden escoger un tema que no se relacione con el colegio, pero no totalmente desconocido para ellos. Así estarán fortaleciendo la comunicación.
  • Compartan actividades que les gusten a sus hijos, como ver una película o ir al parque a jugar pelota. Así los conocerá mejor y sentirán que lo que les interesa es importante para usted.
  • Lleven a cabo actividades que les guste a uno de los padres, o juegos que hayan realizado de chicos. Por ejemplo, saltar soga o jugar a las escondidas. Que los chicos vean que sus padres también fueron niños y tenían juegos preferidos. Así ellos estarán conociendo un aspecto importante de la vida de sus papás y mamás.
  • Miren juntos fotos de cuando ustedes eran jóvenes o incluso niños.  Permítanles que puedan conocer otros aspectos de la vida de sus padres. Es una manera de que los hijos perciban de cerca que sus papás y mamás también tuvieron la misma edad, que pasaron por etapas parecidas a las de ellos.
  • Lleven a cabo algún proyecto que les interese tanto a ustedes como a sus hijos, como hacer la casa del perro o armar un rompecabezas de mil piezas. Aprovechen que ellos no se deben levantar temprano ni tienen tareas escolares, por lo cual es posible disponer de más tiempo y ser un poco flexible con los horarios. 
  • Llévenlos a visitar a algún familiar que no suelen ver. Propicien que conozcan a los otros miembros de la familia, que sepan la historia y tengan un mayor conocimiento de sus raíces.
  • Salgan solos (solamente el papá o la mamá con su hijo o hija). Si no cuentan con mucho tiempo, pueden salir a hacer compras o permitan que los acompañen a realizar un trámite. Denles la oportunidad de conversar libremente sin que sea una actividad de toda la familia.
  • Elaboren con sus hijos una lista de cosas que les gustaría hacer con sus padres. Propónganse ir cumpliéndolas en la medida de lo posible. Conversen con ellos sobre las que no son viables, al menos en corto plazo. Quizás sus hijos quieran hacer un campamento armando una carpa. Busquen un lugar apropiado dentro de las posibilidades, aunque sea solo por una noche.
  • Busquen oportunidades para conversar con sus hijos sobre cómo se sienten ellos; escúchenlos sin juzgar sus sentimientos. Si deben dar una opinión, traten de ponerse en su lugar, haciendo comentarios que les permitan darse cuenta de que sus padres pueden comprender lo que ellos sienten o piensan. Si les preocupa algún problema, es momento para pensar estrategias con el fin de sus hijos puedan superarlo.   
  • Conversen con sus hijos sobre sus logros en el colegio. No les pregunten solo acerca de las calificaciones que han obtenido. También háganles preguntas como estas: ¿Qué tan difíciles han sido los cursos? ¿Qué curso te resultó más fácil? ¿Cuál te gustó más? Así irá teniendo ideas más claras sobre cómo ayudarlos en el siguiente año.
  • Conversen con sus hijos sobre los sentimientos de ustedes. Aprovechen los momentos que compartan para comentarles cómo se sienten. Dependiendo de la edad, ellos comprenderán que sus padres también pueden sentirse tristes, molestos, felices, etc. Así irán comprendiendo que expresar lo que se siente no es algo malo, que sus padres en muchas ocasiones se sienten igual que ellos.
  • Denles algunas responsabilidades durante este periodo. De ser posible, que escojan entre opciones. La idea es que ellos se sientan comprometidos con el bienestar de los miembros de su familia, que sientan que cada uno puede hacer algo para que todos estén mejor. 

Preguntas frecuentes de los padres

Tengo solo un hijo, de 11 años. Durante las vacaciones lo inscribimos en diversos talleres para que no se aburra. Nosotros trabajamos toda la semana. Este año nos ha dicho que no desea ir a tantos cursos, que siempre hay alguien que le está indicando qué hacer, que esas no son vacaciones. Nos ha molestado que no valore el esfuerzo que hacemos por matricularlo en vacaciones. ¿Qué es recomendable hacer?

  • Es bueno escucharlo. Pregúntele qué prefiere hacer en estas vacaciones.  Es posible que desee tener libertad para organizar su tiempo. Lleguen a un acuerdo en que su hijo pueda tener tiempo para llevar a cabo actividades libremente, y otros momentos para llevar algunos talleres que sean de su interés o que ustedes consideren necesarios. 
  • Ayúdelo a organizarse para su tiempo libre. Convénzalo de que debe fijar cuánto tiempo va a dedicar a cada día para ver televisión o jugar con la computadora. Propóngale que plantee un horario flexible que incluya ordenar su cuarto y colaborar con actividades de la casa. Posiblemente pueda hacer mucho más que durante las clases.

Mi hijo tiene 15 años. Este año nos ha dicho que desea quedarse unos días con sus abuelos. Nos dice que su abuelo quiere arreglar varias cosas en su casa y él cree que puede ayudarlo. Nos preocupa que cambie su rutina, que no coma bien, que sus abuelos no lo controlen como nosotros. ¿Será bueno darle el permiso?

  • Si su hijo manifiesta su deseo de ayudar a sus abuelos es una ocasión para que él sea solidario con personas que en algún momento lo cuidaron. Es una gran oportunidad para que sea cada vez más responsable e independiente. Si le preocupa algo, puede llamarlo o visitarlo por unas horas durante esos días. Trate de que sienta que usted confía en él. Recuerde que en un año o dos, él terminará el colegio. Por eso, es importante que deje de necesitar que lo controlen todo el tiempo. Así lo estará preparando para la siguiente etapa de su vida.

Enlaces sugeridos

Seis pasos para mejorar la relación con tu hijo adolescente

http://adolescentes.about.com/od/Familia/a/Seis-Pasos-Para-Mejorar-La-Relaci-On-Con-Tu-Hijo-Adolescente.htm

¿Cómo mejorar la comunicación con nuestros hijos?

http://www.solohijos.com/web/como-mejorar-la-comunicacion-con-nuestros-hijos/

La importancia de dedicar tiempo de calidad a los pequeños

http://www.educapeques.com/escuela-de-padres/la-importancia-de-dedicar-tiempo-de-calidad-a-los-pequenos.html   

Registrate o logueate haciendo click aqui

Comentario publicado con éxito.

Deja un Comentario

Nombre

   

Email

Escriba un comentario

Escribe los caracteres que ves en la imagen:




Logueate

Email

Contraseña

Registrate

Nombre

Email

Confirmar Email

Contraseña

Confirmar Contraseña

Responder al comentario de María Gracia

Nombre: Correo:
Comentario: