Blog Hablemos en Familia

Categoría: Artículos     01 septiembre, 2014

Qué hacer cuando los niños no respetan las normas establecidas por los padres

El hogar es el primer espacio donde los niños aprenden normas. Nadie pone en duda el amor que muchos padres tienen hacia sus hijos; sin embargo, en ocasiones, establecer normas y hacerlas respetar les resulta una tarea sumamente complicada. Por ello, muchos niños no adquieren los hábitos necesarios y no respetan los límites ni la autoridad. No logran ser suficientemente responsables, y por eso tienen problemas en la escuela y dificultades para relacionarse con otros.

Un punto muy importante, como criterio general, es que los padres estén de acuerdo sobre lo que desean para sus hijos cuando estos sean adolescentes, jóvenes y, finalmente, adultos como ellos. La niñez es el momento en que es posible formarlos para que sean personas respetuosas, independientes y responsables.

Veamos algunos casos:

  • Manuel tiene 4 años. Cuando él quiere algo y le dicen que no, llora y se arroja al suelo. Con frecuencia, para no llegar a esa situación, su madre cede y  finalmente hace lo que él quiere.
  • Susana tiene 6 años. En casa se ha establecido que debe acostarse a las ocho; sin embargo, esto no se cumple, pues sus padres no hacen el seguimiento. Muchas veces ella se acuesta más tarde y al día siguiente tiene mucho sueño para ir al colegio.
  • Patricia tiene 8 años. Sus padres le han dicho que si no cumple con sus tareas, no tendrá permiso para salir el sábado con sus amigas al cine ni para invitarlas a casa. Ella sabe que si le insiste a su papá, él finalmente le dará el permiso, incluso yendo contra las reglas establecidas previamente. Nunca le insiste a su mamá porque sabe que ella será firme.

Estos y muchos ejemplos parecidos pueden ocurrir con frecuencia si los padres no establecen normas. Para establecerlas, deben tener en claro, por encima de todo, qué esperan al educar a su hijo. Los niños requieren aprender a respetar la autoridad, a ser capaces de seguir reglas que encontrarán en todos lados, a distinguir qué es correcto y qué no lo es, a reaccionar adecuadamente cuando las cosas no suceden como ellos quieren. Todo ello les permitirá optimizar sus aprendizajes, tener conductas adecuadas y adaptarse al mundo que los rodea.

No existen recetas mágicas. Cada niño es diferente, lo mismo que cada familia; sin embargo, se pueden plantear algunas sugerencias útiles para ayudar a los padres en el reto de formar a sus hijos.

 A veces sucede que…

  • Hay muchas reglas: para levantarse, para comer, para ir al colegio, para pedir permisos, etc.
  • Existen normas que se “mencionan” cuando se presenta un problema, pero luego no se las cumple ni se realiza el seguimiento para ver si se las cumple o no.
  • Se establecen normas que no toman en cuenta la edad y las características del niño.
  • Las normas cambian constantemente.
  • El niño no tiene claro cuál es la norma; tampoco qué sucederá si no la cumple.
  • Existen contradicciones entre los padres o las personas que están a cargo del niño respecto de cuáles son las reglas y cómo proceder cuando no se cumplen.

Algunas consecuencias de estas situaciones

  • Los padres se desesperan y agreden en forma verbal o física a su hijo.
  • Se producen conflictos entre los padres, a veces delante de los niños.
  • Los niños llegan a no tolerar que se les diga “no” a algo que quieren. Explosionan llorando o agrediendo.
  • Tienen problemas para respetar las normas en la escuela, lo que se refleja en conducta impropia o mal rendimiento.

Recomendaciones para los padres

  • Es importante que los padres se reúnan para evaluar las normas necesarias que consideran deben cumplir sus hijos, teniendo en cuenta la filosofía de la familia, la edad de los niños, las dificultades que se presentan. También deben destinar un tiempo para ir revisándolas y evaluándolas periódicamente.
  • Los padres deben estar de acuerdo respecto de las normas que establecen y sobre las medidas que se deben tomar si se infringen. Así se evitarán contradicciones y los niños respetarán la autoridad. 
  • Se debe recordar que no se trata de que existan reglas solo para los niños. La familia en general se mueve según normas acordadas: algunas valen para los niños; otras, para los adultos, y otras son para todos. Y no se trata solo de normas de comportamiento, sino de reglas de convivencia y manejo del hogar.
  • Es necesario comunicar al niño las reglas, asegurándose de que las entienda, sobre todo si es pequeño. Es necesario que sepa qué ocurrirá si la regla no se cumple. Debe saber cuáles serán las consecuencias.    
  • Es importante felicitar al niño cuando ha sido respetuoso de los compromisos y las normas de la familia. Así, comprenderá que las reglas hacen que todo funcione mejor, que todos se respeten y convivan en armonía.
  • El niño debe tener la oportunidad de preguntar y en algunos casos manifestar su acuerdo o  desacuerdo.  No se trata de formar niños que acepten órdenes, sino de formar personas respetuosas de las reglas. Si se da un espacio de diálogo, una regla puede tener también sus excepciones.
  • El niño tiene derecho a ser escuchado; sin embargo, esto no implica necesariamente que la regla cambie.
  • El niño necesita apoyo si está comenzando a respetar una regla.  Siguiendo con el ejemplo de la hora de acostarse, es importante hacer el seguimiento al inicio. Posiblemente haya necesidad de recordarle unos minutos antes que ya llega la hora de acostarse.
  • Es conveniente mantenerse firme y calmado ante la renuencia del niño a respetar una regla. Los padres, en ocasiones, frente a una reacción negativa de sus hijos, reaccionan también de forma negativa, gritando o reclamándoles, dejando así de ser una autoridad. Es importante que mantengan la serenidad mientras hacen que las reglas se cumplan. Recuerde que los padres son modelos para los hijos.
  • Las normas no deben cambiar con frecuencia. Sin embargo, puede suceder, por ejemplo, que las establecidas para la época de clases varíen en los periodos de vacaciones.  
  • Las reglas deben respetarse aunque los padres estén cansados o hayan tenido un mal día. Si estos no las cumplen o hacen cumplir, el niño se confunde y puede llegar, en el futuro, a una situación caótica.

Recuerde: los niños necesitan reglas pero también el cariño y atención constante de sus padres.

Preguntas frecuentes de los padres

Trabajamos durante largos periodos. Mi hijo de 4 años se queda a cargo de una persona que lo cuida. Nos dicen en el nido que no respeta las normas, no sigue indicaciones, llora cuando no le dejan hacer lo que quiere. ¿Cómo podemos ayudarle?

Es posible que la persona que se quede a cargo no pueda hacer respetar las normas y, para evitar que ustedes le llamen la atención, esté dejando que el niño haga lo que él quiere. Es probable también que, debido al poco tiempo que lo ven, ustedes estén dejando que suceda lo mismo. En ambos casos, es necesario que ambos padres conversen y acuerden no solo las reglas que se necesitan cumplir, sino que también se comprometan a hacerlas cumplir con firmeza. Además, deben conversar con la persona encargada del niño y apoyarla. 

Los maestros me dicen que mi hija, quien actualmente tiene ocho años,  quiere siempre imponer lo que propone y cuestiona todo el tiempo las reglas del aula. Ya hemos hablado con ella, pero todo sigue igual.  ¿Qué más podemos hacer?

Existen diferentes causas para la situación que plantea. Le sugerimos evaluar si copia modelos que ve en casa. Quizás uno de los padres tenga esta misma actitud delante de ella. También es importante analizar si cuando cuestiona las normas en casa, ustedes ceden. Si fuera así, sería necesario un cambio. Las normas puedan cambiarse en algún momento, pero no cuando el hijo está incumpliendo una de ellas. 

Enlaces recomendados

Falta de normas:

https://www.youtube.com/watch?v=ujJKmZgfgg0

La importancia de establecer horarios a los más pequeños:

https://www.youtube.com/watch?v=x2alsUir3a0

Mi hijo no me obedece, no hace caso a nada. ¿Por qué?

http://www.mamapsicologainfantil.com/2012/06/mi-hijo-no-me-obedece-no-hace-caso-nada/

 

Registrate o logueate haciendo click aqui

Comentario publicado con éxito.

Deja un Comentario

Nombre

   

Email

Escriba un comentario

Escribe los caracteres que ves en la imagen:


mary isabel diaz sandoval
Mar 09, 2017 04:47:41

tengo una niña de 7 años ya esta en la escuela y no copia las tareas x mas q le hablo no lo hace quisiera saber q puedo hacer xfis

Responder

Sara Tarrés
Nov 05, 2014 11:07:19

Hola , les adjunto el link correcto al enlace Mi hijo no me obecede, no hace caso a nada ¿Por qué? El actual está roto, si pueden enlacenlo al siguiente : http://www.mamapsicologainfantil.com/2012/06/mi-hijo-no-me-obedece-no-hace-caso-nada/. Muchas gracias. Saludos. Sara Tarrés www.mamapsicologainfantil.com

Responder

Lic. Liliana Díaz
Nov 06, 2014 05:06:26

Gracias Sara. Ya está actualizado.

Responder



Logueate

Email

Contraseña

Registrate

Nombre

Email

Confirmar Email

Contraseña

Confirmar Contraseña

Responder al comentario de María Gracia

Nombre: Correo:
Comentario: