Blog Hablemos en Familia

Categoría: Artículos     01 octubre, 2013

¿Cómo reconocer si mi hijo es víctima de bullying?

Casi todos los días los medios de comunicación nos vienen alertando acerca de los niveles de violencia que se dan entre estudiantes con consecuencias aterradoras: lesiones físicas y heridas emocionales que pueden llevar a un chico no solo al hospital sino incluso hasta el suicidio.

Hasta hace pocos años, para los padres el lugar más seguro en el que podían estar sus hijos, después del hogar, era el colegio; sin embargo, ahora, con todo lo que se ve y escucha, cada vez preocupa más la posibilidad de que pudieran estar siendo víctimas del “famoso” bullying.

Para poder prevenir o detectar si su hijo está siendo acosado, necesitamos clarificar a qué nos referimos cuando hablamos de bullying. Llamamos acoso escolar o bullying a cualquier forma de maltrato verbal, físico, psicológico o social que realiza un estudiante o un grupo de estudiantes de manera intencional y repetitiva en contra de otro, con el objetivo de someterlo o asustarlo. Esto implica también la exclusión social y el maltrato público a través de las redes sociales o el mal uso de la tecnología.

No siempre es bullying

Es muy importante, entonces, reconocer que el bullying es un tipo de violencia, pero que no toda acción violenta es bullying. Para que este exista, debe haber intencionalidad por parte del agresor, desequilibrio de poder (real o imaginario), sentimiento de intimidación e indefensión por parte de la víctima, darse entre pares y de manera reiterativa en el tiempo.

El acoso ocurre muchas veces sin la provocación de la víctima y se mantiene porque generalmente no sucede frente a los adultos; además, ni la víctima ni los observadores ni, por supuesto, los agresores lo cuentan.

Señales de alerta

  • Se observan cambios en el estado de ánimo; está más triste, callado, temeroso o irritable.
  • Se presenta una baja significativa en el rendimiento escolar.
  • Se encuentran señales físicas: arañones, moretones, etc.
  • Llega a casa con la ropa o útiles escolares sucios, maltratados, rotos o extraviados.
  • Empieza a quejarse de dolores de cabeza o estómago, nauseas, vómitos, principalmente antes de ir al colegio.
  • Se niega a participar en excursiones y actividades extracurriculares del colegio.
  • Presenta problemas relacionados con el sueño: insomnio, pesadillas.
  • Falta de apetito.
  • Solicita dinero o lo hurta, sin explicar para qué.

Lo que no ayuda

  • Ignorar o negar la versión de su hijo sobre la violencia que padece.
  • Validar la situación diciéndole que “siempre ha sido así” y que usted también pasó por eso.
  • Decirle que eso es bueno porque lo hace más fuerte y lo prepara para la vida.
  • Enseñarle a defenderse con violencia.
  • Hacerle sentir culpable diciéndole que es un “tonto” porque no sabe defenderse.
  • Decirle que espere un tiempo porque va a llegar un momento en que el agresor se aburra.

¿Qué hacer con su hijo?

Los padres de los chicos que están siendo víctimas de bullying necesitan entender que su hijo está atravesando por una situación muy difícil, por lo que va a necesitar mucho de su apoyo para poder superarla.

A continuación, se mencionan las acciones que se deben tomar en cuanto se encuentren indicios de maltrato:

  • Antes que cualquier otra cosa, pídale a su hijo de forma serena que le cuente en detalle lo que ocurrió. Por más doloroso o indignante que sea, intente mantener la calma y escúchelo sin interrumpirlo hasta que haya terminado.
  • Luego intente completar la siguiente información: qué le hacen, desde cuándo viene ocurriendo, con qué frecuencia, quién o quiénes son los acosadores, dónde se produce, quiénes están presentes en esas situaciones.
  • Pregúntele si lo ha informado a sus profesores o a alguna otra autoridad del colegio.
  • Asegúrele que usted le cree, que cuenta con sus padres para afrontar esta situación y que todo se va a solucionar.
  • Explíquele la importancia de comunicar estos hechos, ya sea que él esté siendo agredido o haya observado que están agrediendo a otros.
  • Asegúrele que él no tiene la culpa de lo que le está pasando.
  • Discuta alternativas asertivas para responder a los acosadores y practique las respuestas con él.
  • Descarte cualquier actitud de represalia o venganza y asegúrele que lo mantendrán informado sobre cualquier acción a tomar desde los adultos. Recuerde que es muy probable que se niegue a que usted intervenga por miedo a las represalias.
  • Busque ayuda profesional a fin de ayudarlo a superar esta situación y pueda recuperar su autoconfianza y desarrollar habilidades sociales y asertividad.
  • Propicie espacios para ampliar o fortalecer el círculo de amistades de su hijo, así nunca estará “solo” ante la amenaza de abuso.
  • Establezca relación con esos amigos y sus padres; así lo podrán alertar de las posibles situaciones de abuso en contra de su hijo.
  • Manténgase informado de las redes sociales en las que participa su hijo y lea periódicamente lo que se escriben ahí.

¿Qué hacer con el colegio?

  • Informe inmediatamente al colegio de lo que está pasando. Solicite ser atendido por algún miembro o representante del Comité de Convivencia.
  • Solicite que lo mantengan informado de las acciones que se están tomando para revertir la situación.
  • Involúcrese más activamente en las actividades y tareas escolares de su hijo.
  • Propóngale al tutor organizar actividades de interacción social entre las familias del grado, para favorecer y fortalecer relaciones basadas en el respeto.
  • Sea paciente; a menudo toma tiempo cambiar los estilos de relación establecidos entre los estudiantes, pero no baje la guardia.

Recuerde:

Es muy importante establecer canales de comunicación y confianza en la familia desde temprana edad, así será más fácil prevenir y detectar a tiempo cualquier situación de maltrato en contra de su hijo.

Preguntas frecuentes:

¿Por qué los padres somos los últimos en enterarnos? ¿Acaso no confían en nosotros?

Un niño o adolescente que es agredido reiteradas veces, en primer lugar, siente mucho miedo, se la pasa el día “esperando” el momento en que vuelva a ocurrir; por ello, se retrae y no tiene ánimos de hablar. Además, llega a pensar que el “problema” es él, que él es el “raro” o “apestado” y, como no es capaz de defenderse o solucionar el problema, siente mucha vergüenza de que sus padres se enteren. Por este motivo, es muy importante estar atento a las señales de alerta y mantener relaciones estrechas con su hijo, el colegio y otros padres, que nos pueden alertar de la situación.

¿Y qué pasa si el que le hace bullying a mi hijo es un profesor? Ellos tienen todas las de ganar.

En primer lugar, no existe bullying de un profesor a un estudiante, pues para serlo debe darse entre iguales, es decir, entre estudiantes. Pero si tenemos la certeza o la percepción de algún tipo de hostigamiento de parte del profesor, siempre lo recomendable será hablar con el docente sobre cómo se está sintiendo y cómo le está afectando esa situación a su hijo. Si no se obtienen los resultados esperados, se debe acudir a las instancias superiores: Coordinación, Dirección o Comité de Convivencia de la Escuela.

Sitios web sugeridos:

El maltrato entre escolares. Guía para padres.

http://www.educa.madrid.org/binary/272/el_maltrato_entre_escolares__padres.pdf

El acoso escolar y la prevención del acoso desde la familia.

http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-Disposition&blobheadervalue1=filename%3D3-El+acoso+escolar+y+la+prevenci%C3%B3n+de+la+violencia-texto+sin+cubiertas.pdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1181252714992&ssbinary=true

Videos sugeridos:

¿Qué es el bullying?

 http://www.youtube.com/watch?v=0jdFUtIGGhw

¿Cómo puedo detectar si mi hijo sufre de bullying en la escuela?

http://www.youtube.com/watch?v=E4DGrFqdJqs

Claves para detectar y afrontar el acoso escolar.

 http://www.youtube.com/watch?v=cya1iwPakJs

 

 

 

Registrate o logueate haciendo click aqui

Comentario publicado con éxito.

Deja un Comentario

Nombre

   

Email

Escriba un comentario

Escribe los caracteres que ves en la imagen:


Eber Gonzaga Jaramillo
Oct 26, 2013 03:10:49

Que interesante el tema, llegó en el preciso momento que más lo necesito, aveces no nos damos cuenta de lo que pasa en el aula hasta que detona el problema por que en muchas ocasiones nos dedicamos a desarrollar nuestras cesiones y descuidamos el obserbar los detalles personales del alumno por eso colegas hay que hay personalizar el acompañamiento a nuestrtos alumnos por que estar sometido al bullying es horrible .

Responder

Lic. Liliana Díaz
Oct 28, 2013 03:03:51

Efectivamente estimado Eber. El papel del docente tanto para prevenir como para detectar a tiempo este tipo de situaciones es preponderante; pero como generalmente estas situaciones no se dan en su presencia, necesita agudizar su capacidad de observación y sobre todo, poner atención a las quejas de los chicos por más insignificantes que parezcan, ya que las consecuencias del bullying son devastadoras.

Responder

marlith
Oct 15, 2013 23:11:43

son buenas obras

Responder



Logueate

Email

Contraseña

Registrate

Nombre

Email

Confirmar Email

Contraseña

Confirmar Contraseña

Responder al comentario de María Gracia

Nombre: Correo:
Comentario: